Un cuento


Foto por Rodrigo Dada
Patricia siempre había vivido y crecido en este pueblito afuera de Glasgow, y su vida desde antes de graduarse del colegio se trataba de atender el bar local, que era muy popular en esa época, el siglo XIX. Aún así, desde atrás de la barra en el pueblito escocés lleno de acentos difíciles o, mejor dicho, de Scottish English... ella tenía una visión del mundo mucho más grande que cualquiera de sus paisanos, porque tenía el don de escuchar hasta el más pequeño detalle. Sus oídos la llevaban desde el movimiento de los cabellos que se mueven sobre su cabeza, hasta los pasos de una hormiga sobre el bar…. Un sentido que fue afinando con los años. Y desde que empezó a trabajar en el Bar, frecuentado por artistas, escritores, doctores; muchos pensantes que iban viajando por el Reino Unido, pensadores partícipes de grandes debates científicos y sociales de la época. Patricia escuchaba los detalles de los secretos, disputas, elogios, pasiones, ideas, viajes, tesis… Desde la barra, Patricia lo absorbía todo. Y así desarrolló la visión que tiene, viajando sin salir de su pueblo; teniendo la empatía y sabiduría que esto puede llegar a enseñar… Y usándola para aconsejar, tener pláticas terapéuticas con quien se le acercara a la apacible y tranquila bartender. Carismática, contaba muchas historia, habiendo almacenado experiencias a través de su oído. 

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: