Señales de que estás saliendo con un imbécil

Un conteo escrito junto a Manuela Sánchez
Mi primer beso fue hace 12 años, en el garage de la casa de una amiga, bajo la lluvia; yo súper torpe y con brackets, él “enamorado”. Significa que tengo 12 años de estar Dating y que estoy vieja, porque cuando estaba más joven no cabían 12 años de nada. Y no necesitás tener 12 años de estar saliendo y así para saber que existen imbéciles. Y según lo que he hablado con las personas involucradas en la producción de esta lista, no vale la pena involucrarse con un imbécil, ¿o sí? Nada justifica la pérdida de tiempo y de energía que demanda salir con un imbécil y tu nivel de tolerancia depende mucho de cuánto te gusta esta persona con pocas cosas buenas que ofrecerte. En Todo sobre mi madre, Penélope Cruz en el papel de la monja embarazada dice que “las mujeres somos más tolerantes, comprensivas.” Manuela aclara que no, que “las mujeres somos unas jilpoyas”.
Saliendo del paréntesis Almodovariano, salir con alguien es un proceso (a veces facilitado por Tinder*, dicen) que te obliga a abrirte, aferrarte y aceptar a otra persona; algo complicado de por sí, no hay necesidad de empeorarlo todo escogiendo a un idiota que no merece lo que uno con pobre juicio es capaz de aguantar.
*No me busquen en Tinder, amigos, no me van a encontrar. Soy muy anticuada para esto de citas vía dispositivos móviles en base a la primera impresión que provoca tu foto. 

Las señales están allí: luces rojas que te advierten del peligro de seguir adelante y hasta una voz interna en pánico que te dice "¡Salvate! ¡¡Salvate!!". Pero uno, por bruta, inexperta o enculada, no sabe leer bien las diferentes señales de que ese chero que tanto te gusta es un imbécil.
1. Le decís "Tengo que hablar con vos", te responde "Pues, yo tengo un patín, ahuevo..." Una evasión total de la clásica amenaza de ruptura “Tenemos que hablar”. ¿Qué hacer? Cortar con él por omisión es decir dejándole de hablar. ¿Cómo lográs llegar a este punto? Aguantando cosas del estilo quedarte esperándolo para ir al teatro pero, sorpresa, él se fue al mar y no te avisó, agarró tanto patín que hace días no sabés de él, te emocionaste la última vez que sonó tu cel y era él pero, ajá, te dice que “Chava, me voy al mar”. No podés cortar con él, no se deja ver. Estás en la relación más patética de tu historial amoroso y ya para cuando te dice que él por su lado tiene un patín que atender decís Salú. No lo vas a salvar: te vas a hundir con él.

2. Le decís "Necesito tiempo", se topa a tu mejor amiga. Vos estás muy joven y ves muchas películas, es normal y comprensible que un día vengás y escupás estupideces como “Estoy confundida, no sé qué siento, ¿será que esto ya es costumbre?” 7 meses pueden sentirse como que se te está yendo la juventud a los 16 años, necesitás tiempo y libertad. Y pasás pensando ¿qué hago, mara? Mientras tanto, tu querido novio le está entrando a tu mejor amiga y a nadie se le ocurre decírtelo hasta que ustedes dos cortan y alguien viene y te dice que las dos personas que querés o querías “se tienen algo”, esperando que sonrías con aprobación. El te dirá que fue tu culpa, que vos la cagaste. Vos decile que no sabías que era culpa tuya, que es tu culpa por tener a una mejor amiga con la que tu novio/exnovio se puede llegar a topar.

3. Te dice que no tiene novia, el fondo de pantalla de su cel dice "Te amo, gordo." ¿Qué te pasa, imbécil?

4. Te invita a salir o a pasar el finde juntos, le pasa hablando a otra chera. En el arte/juego de salir, existe una etapa medio fría en la que, al suave, solo están viendo qué ondas. Les gusta lo poco que conocen el uno del otro, y hay interés por las dos partes en, ajá, seguir lo de la vez pasada. Puede que pase, puede que no. Pero a ver, hombre, ¿no estás tan interesado y tenés ganas de alguien más también? En ese caso lo que hay que hacer para no quedar de imbécil es no decirle que se venga como tu date. ¿Para qué joder con el ego de una mujer soltera? Mejor advertirnos de que no va a haber seguimiento en este asunto este fin de semana, así podemos hacer otros planes.

5. Pasan la noche juntos, su status de Facebook le anuncia al público que amaneció contigo. ¿Acaso no sabe que, aparte de todos los amigos en común, vos también estás en su Facebook? ¿A quién se le ocurre decir en su status de Facebook Ah, por cierto, no solo ando bien a verga sino que hoy amanecí con…? Tu Timeline de Facebook te está diciendo “Mandalo a la mierda”.

6. Te ponés falda o camiseta escotada, él llora porque sufre de que otros te vean. No entiende el concepto de ponerte lo que se te da la gana. Hay niveles, pero ahí están las señales de esos celos insanos y posesividad. No, el que no entiende el respeto de la libertad de ponerte lo que a uno le gusta, con lo que uno está cómoda nunca te va a decir “Me encanta cuando todos te ven, me hace sentir orgulloso que estoy con la chera más guapa” o algo por el estilo. Creen que esa inseguridad y la relación enfermiza es sostenible en el tiempo, ¿en serio?

7. Vos te vas a tu casa, él va a comportarse como la persona que no es contigo, siempre. Puede que parezca que solo está respetando tus deseos de irte a tu casa temprano o que celebra que seas más aburrida que sus amigos y que tu idea de diversión no se extiende siempre a las altas horas de la madrugada… Pero lo más probable es que él cree que está bien tener doble personalidad y que estas cohabiten. Si te dice que no va a hacer algo que a ti no te gusta, su lógica de imbécil lo que hace es obligarlo a simplemente no hacerlo delante tuyo. Todos tenemos a un Dr. Jekyll y a un Sr. Hyde pero, men, se trata de ser vos. Por favor, sé vos mismo delante de mí y de tus amigos y ni se te ocurra que no nos podemos divertir y salir juntos.
8. Te dice que le prestés tu cel, le decís no. Te lo arrebata y usa tu saldo para llamar a otra chera, al lado tuyo. ¿Su novia? ¿Su amiga? De seguro alguien no tan inteligente que tiene más aguante que vos, porque a ti te salió bien cara esa salida con el amigo imbécil y ya no tenés más aguante.

9. Te dice "Nos vemos en tu fiesta de cumpleaños", no llega.
No escribe sino hasta el día siguiente a decirte que otro día te devuelve los lentes oscuros. Muchos lo conocen como “el imbécil que llegó al patín la vez pasada”... Pero a vos, maje, ¡te encanta! Es sábado, y vas a celebrar tu cumpleaños esa noche, y te hacés la muy-tranquila-no-me-importa cuando le recuerdas, casual, que esa noche es tu patín. Te besa en la boca, de día, en público, cual Amante Oficial Amoroso, diciéndote que llegaría esa noche. A las 3 de la mañana, él no ha dado señales de vida, sos la cumpleañera berrinchuda y tu date es una botella sangría que se suma a los esfuerzos del alcohol ya ingerido para causar el acto desesperado de llamarle al celular y dejarle un mensaje de voz diciéndole lo obvio y que necesitás tus lentes oscuros. Te despertás en la miseria de tu goma y con un mensajito en tu cel de él que NO dice “Feliz cumpleaños”. ¿Qué tan difícil es decir "Feliz cumpleaños"? 

10. Esto de que estás enfocada en tu carrera no le gusta. “Te quiero y por eso no quiero que te vayás a estudiar fuera” suena mucho más imbécil que “Te apoyo y podés hacer lo que querrás, lo más importante es tu futuro.”, según mi lectura de las señales. El imbécil se pondrá muy triste y hasta enojado y te hará sentir mal por los éxitos que lográs y las oportunidades que se te presentan, en vez de emocionarse y celebrar tus logros como propios. #NoEsLoMismo 

11. Te dice que no es alguien que se enamora, al rato te cae un mensaje de él diciendo que está enamoradísimo de vos.  ¿Qué pasó? ¿Cambió de parecer? Lo que pasó fue que el mensaje no estaba dirigido a vos, era para otra chera. Que se lo quede la otra chera.

12. Se aburre de la fiesta y te deja. Aparentemente es muy difícil hacerte barra o, al menos, asegurarte de que tenés ride de regreso.

                                                                                        

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: