10 años de Marte Contemporáneo

Simón Vega y el Imperial Slumship


Esto es una vuelta hacia atrás, un vistazo a la exposición "10", muestra que conmemoró el décimo aniversario del programa "Marte Contemporáneo" de el Museo de Arte de El Salvador (MARTE). Permaneció abierta desde el 2 de septiembre y recién cerró sus puertas, este pasado 12 de octubre.  Una década ya, ¡y que hayan más! El programa que se supone haber nacido de pequeñas iniciativas puede ser considerado ahora como una base sólida, una nueva plataforma que apoya, mueve y expone la producción artística nacional.

Ese 2 de septiembre, el cóctel estaba lleno: meseros se acercaban a las conversaciones que subían de volumen mientras atrás, al fondo, se proyectaban animaciones de ilustraciones hechas especialmente el evento, por Ulises Vaquerano. Y todos hicieron un buen trabajo de acabarse las bebidas de cortesía, porque yo me quedé sin probar el vino. 

La curaduría de "10" estuvo a cargo de Claire Breukel y Lucas Arévalo reunió a 20 piezas u obras realizadas en El Salvador o inspiradas en el país, producciones en los últimos años que mezclan performance, fotografía, escultura, video, instalación, sonido y técnica mixta (como la feminidad del bordado incorporado al papel que uno moja, de Abigail Reyes).

Según Claire Breukel, "La muestra no tiene un orden lógico, los asistentes pueden ver todas las piezas y conocer las anécdotas personales que cada artista logró plasmar en cada una de sus creaciones".  Yo empecé por el performance de Alexia Miranda que, aunque queda documentado formando parte de la muestra, fue representado en vivo. Usa al cuerpo humano y a nuestras características, y como nos comportamos con otros cuerpos y espacios, para reflexionar sobre acciones y acciones colectivas. Y nosotros, el público, fuimos actores.

Después me perdí entre conversaciones y caras conocidas, además de las diferentes piezas y sus diferentes temáticas, con una expresión original y tonos a veces satíricos que recalcan los contrastes entre roles, violencia, dolarización, pobreza en los que vivimos.

Y, bueno, eso. 

Aquí algunas de las imágenes que me llevé conmigo en mi segunda visita:

Mauricio Esquivel
Rastros del performance de Alexia Miranda
La acción de Crack Rodríguez alias el bicho que se comió la papeleta


Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: