Cine y TV: Guía para San Valentín

A user's guide to romantic comedies
En el 2004, como en enero, mi novio-de-ese-entonces-o-ex-novio-no-sé llegó a mi casa y, por SMS enviado a mi Nokia 3310 me dijo que fuera a ver por mi ventana. Allí estaba de pie, “Is this love” - Bob Marley sonaba como un homenaje a mi amor por el reggae… Empezó a malabarear, como una intro, y luego me sacó unos carteles. Unos tras otro, mensajes de redención y amor. Fue sacado de Love Actually, porque esa era mi nueva película favorita; de esos detalles hechos a la medida de tus gustos y preferencias. Si siempre has querido ir a ese concierto, y que te compren una entrada. Si escribís y amás Star Wars, el cuaderno de Darth Vader and Sons es perfecto para tí. “El romance no ha muerto”, me dijeron personas 50 años mayor que yo. Mi relación de hace diez años ya había muerto para el momento de ese gesto romántico, pero lo romántico sigue presente en muchas anécdotas personales, prestadas, y en películas. Y mi amor por las comedias románticas no ha muerto. Contienen inevitablemente motif littéraires y patrones y arquetipos, muy seguido, trillados; y a veces el plot, como un mal diseño, hace que todo se caiga… Pero, alcanzar a ser BUENAS, en mi opinión, cuando por encima del supuesto romance pasan chistes inteligentes, interesantes o por lo menos divertidos. A eso agreguenle el factor soundtrack, originalidad, química, actuación, lo que sea. ¿Me explico? De resto, igual me entretienen y sospecho que algo de la sociedad reflejan: cambian las relaciones entre pareja representadas en Hollywood a medida cambian nuestras relaciones sociales. En fín, aquí una guía para San Valentín y para el resto de los días en lo que tengan ganas de combinar comedia con romance, o no.

1. When Harry met Sally, el primer guión cinematográfico de Nora Ephron, dirigida por Rob Reiner, es la historia de una relación que se tardó 12 años en consolidarse. “Primero nos conocimos, y nos odiamos porque el quería salir conmigo y estaba saliendo con mi amiga, después nos volvimos a odiar; y después nos hicimos amigos…” Es hermoso como a través de la amistad/enamoramiento de Harry y Sally nos guía el debate sobre que si un hombre de verdad puede ser amigo de una mujer, y cada personaje es fantástico. Y hay una escena de un orgasmo fingido en un deli en Nueva York. Además, sale Carrie Fischer mejor conocida entre fans de Star Wars como Princess Leia, y es chivo su aporte.

2. Vi Sleepless in Seatle por primera vez en el 94 o el 95. La última vez que la vi fue hace un mes, aprox. Sigue buena. Aunque chistosa y divertida y llena de personajes carismáticos como Jonah el niño de 9 años y su amiga rara, la niñera aparentemente drogada, la hermana hyper-sensible, y Rob Reiner en el papel del amigo, etc… Es primordialmente tierna y romántica, (los escucho diciendo “¡Cursi!” pero yo no lo voy a decir). Según la directora, Nora Ephron, ella la escribió con su hermana Delia Ephron pensando en todas aquellas películas románticas que uno consume, pensando en cómo se cuenta en el cine una historia romántica. ¿Cómo contar algo romántico en el 93? Con un homenaje a An Affair to Remember, por supuesto; con Meg Ryan y Tom Hanks enamorándose sin conocerse, claro.

3. You’ve Got Mail o amor en los tiempos de America Online. Fue mi película favorita desde que la vi tres veces en el cine entre finales del ‘98 y principios del ‘99. Hay testigos de cómo podía recitar el diálogo de todas las escenas. Es una reescritura, también de Nora Ephron, de The Shop Around the Corner que trata de una pareja que se enamora por correspondencia, cartas por correo. You’ve got mail está llena de chistes, referencias a libros, amor por libros, café, historia, cine, y lugarcitos en Nueva York, un ambiente romántico pero humano (no caro ni frío, ni cansado, como de verdad es). ¿Cómo no me va a gustar? 
Una de las muchas frases de Annie Hall de Woody Allen
4. Annie Hall es de los mejores guiones que se han escrito, la mejor comedia romántica de nuestros tiempos. (Creo que estoy exagerando, pero no me importa). La manera en la que está filmada, el vestuario, el personaje de Annie que influenció a muchas mujeres de la época, los chiste, las continuaciones absurdas y no final feliz… Llena de citas memorables y escenas lindas como la de las langostas o el encuentro con el hermano (Christopher Walken)...
Y, además, hay dos percepciones del mundo, de la época, que se enamoran y construyen una relación. Eso, y los setentas, me encanta.
Poema recitado en el funeral
de Four Weddings and a Funeral
5. Gracias Cinemax Latinoamérica por enseñarme A lot like Love de nuevo. La alquilé, creo, y desde entonces recuerdo esta historia de encontrarse y volverse a encontrar y hasta después dejarse de babobasadas. Es de las buenas, no de las tontas.

6. Four Weddings and a Funeral es tan chistosa e interesante que la vi varias veces y ni cuenta me daba del drama romántico sobresaliente/principal. Se mezclan 5 situaciones sociales; y los momentos que giran alrededor, momentos en los que conocemos y nos enamoramos de los personajes. Me refiero a Duckface, a la hermanita que sólo con verla sabés que está demente, a la pareja del inglés y el escocés, al mudo que da consejos sabios, a los enamorados besucones, entre otros… Y el personaje principal, Hugh Grant, es un serial monogamist que no quiere casarse; y se enamora de la gringa que colecciona amantes e historias. Se conocen en una boda, de esta mara que se está casando. 
5.1. Hugh reaparece en nuestras vidas como un inglés enamorado pero esta vez involucra a Julia Roberts, interpretando a una actriz. Es divertida, y tiene un tono como ambiguo que cuenta esta historia de gente normal y alguien con una vida no tan normal. La última escena con la canción “She” es un buen cierre que te hace sentir como un animalito sensible.

6. Crazy Stupid Love es larga, para una comedia romántica, pero incluye suficiente carisma en los personajes, astucia en los diálogos, plot que progresa, y twists inesperados. Sólo el cast, que mezcla a Steve Carrell con Ryan Gosling, y Julianne Moore y Emma Stone, ya te dice que va a estar buena el teatro del amor loco y estúpido. Hay quienes dicen que saldrían a Gosling, pero yo escogiera a Steve Carrell.
post signature
Hay más, pero quizás me las guardo para otro día u otra guía.


Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: