Confesiones: Cosas como los lunes



Mi prima me dijo, hace no mucho, "¿Sabés qué? En verdad no me molestan los lunes, los lunes están bien; el día que odio son los martes. Es un día horrible. Lo odio." Entiendo más o menos por dónde va el descontento. Aún así, mi odio se inclina más hacia los lunes. Tenemos una historia, no me terminan de caer bien. Y, confieso,  que hay varias cosas que me hacen sentir así como que no mucho me gustan, o no sé. Estas son las confesiones, de una serie confesiones, de cosas como el lunes.
Un lunes de por sí es malo; es peor sin café.

1. Fashion week. Me importa tan poco que me molesta, así como me molestan que los lunes le sigan a los domingos, que a la gente le importe (tanto). Que sea motivo de noticias. Que sea momento de consumir información que de ahora en adelante venga a regir tus gustos en cuanto a cómo vestirte.
2. Como de todo, pero dibujo la línea en lo desconocido, aunque otros me lo recomienden solo hay cosas cuyo efecto sobre mí es lo opuesto a "se me hace agua la boca". Si me decís que de comer hay conchas, lengua, hígado, ancas de rana, venado, tepezcuintle... es como que me digan Despertate, es lunes. Wakala.
3. Los viernes son lo máximo, más si hacés de ellos un sábado y te encuentras, por consecuente, con dos domingos consecutivos. Lo que no me gusta es tener clases los viernes y salir a las 20h50. No, no odio la clase que tengo esos viernes -- de hecho, me gusta un montón -- pero me disgusta pensar que, bueno, mi fin de semana empieza hasta 10 a las 9 de la noche un viernes. Es algo cruel hacerle eso a un día tan bonito como un viernes, pero es efecto de mi condición de eterna estudiante.

4. Odio Pearl Harbor , la película del 2001 con Ben Affleck sobre un pedazo interesante de la historia estadounidense con un toque de amor y traición; y odio todo lo que me recuerde a esta película. Digamos que no me seducen facilmente las producciones grandes con mucha acción que terminan con un beso, o algo así. Por lo general, si una película involucra a Michael Bay y a Jerry Bruckheimer, no la veo. Esto significa que hay muchos blockbusters que no he visto, y a veces me pierdo de cosas interesantes. Ayer, por ejemplo, empecé a ver 300, el hermoso relato antiguo versión película del 2006 que yo no había visto por miedo de que fuera de esas cosas, como el lunes, que no me gustan.



5. Otra cosa que se parece al lunes en su carácter como mala onda: la ausencia de english bulldogs en mi vida. Es un vacío por llenar. Los amo. Y si no los aman como yo, este link de Buzz Feed los hará cambiar de opinión: "IMPORTANT QUESTION: Has a bulldog made you smile today?"

7. Todos los días son lunes en mi practica de yoga, porque empecé hace más de 10 años y soy (aún) mala en ello. Siempre digo que voy a empezar clases de nuevo, pero aún no lo he hecho. Sigo a Lotus Yoga Studio en Facebook e Instagram para no perder el ánimo.

8. Todos los días son lunes en mi carro, porque no tengo música aparte de la radio. Ni deezer, ni iTunes en el celular; ni nada. Quiero acceso a mi biblioteca personal, poder darle Play a Fiona Apple cuando se me venga a la mente o dejarme llevar por toda la discografía de los Beatles.

Concentración de los lunes. Como adulto.
9. Dicen que no es que el tiempo pase más rápido, si no que los niños perciben el tiempo de manera distinta y sienten que pasa más lento. Yo estoy vieja y siento que no tengo tiempo, que siempre me hace falta; y cuando consigo tener algo de tiempo, solo me quiero derretir en posición horizontal del cansancio y consumir entretenimiento audiovisual.

10. Debo confesar que prefiero el lunes antes que gente creída y antipática. Puedo ver a través del egocentrismo y lo que querrás y encontrar a personas simpáticas aunque creídas, pero la mezcla entre creerse y ser mala gente, no la digiero. No entiendo. ¿Qué tiene de divertido hacerle mala cara a todo? Por lo menos, tengo el control de limitar mis interacciones con esta gente en mi vida. Los lunes, sin embargo, no los puedo controlar.

Pero puedo hacer playlists que contrarresten a los lunes, y a las cosas como los lunes.
post signature


Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

1 comentario: