Cine en el cine

Diversidad en las salas del cine


Muchas veces abogo por sustituir la ida al cine por cine en la cama, el innovador concepto que te permite ver desde tu cama alguna película maltripeante que solo snobs dicen que es divertido o, también, una comedia romántica à la When Harry Met Sally. ¡Las posibilidades son infinitas! Sin embargo, otras veces soy tradicional y veo cine en el cine. El resultado de lo que ves en el cine puede ser igual de ecléctico que el de una cineteca personal.
Cuando fui a ver The witch (2016) esperaba algo estilo The Village (2004) de M. Night Shyamalan  mezclado con The Blair Witch Project (1999). El morbo se había regado ya en varios artículos por internet y entre chats con mis amigos, ¿cuándo diablos va a venir The witch al cine? ¿Cómo van a ser esos sonidos? Hay que ir a escucharlos en el cine. Y lo que vi, pues, fue bien perturbante. Mucha complejidad en la historia contada a través de personajes que vas viendo, escenas que no esperás, y mixed feelings con algunos más que con otros. Terrible, horrible; buena. Flashbacks a mitad del tráfico causado por la construcción del nuevo paso a desnivel del redondel Masferrer. No es el tipo de terror que yo esperaba.
X-Men: Apocalypse (2016) en español es igual que verla en inglés, porque hay tan poco diálogo que las escenas se encadenan sin que el oído perciba las sutilezas de lo que se pierde en el doblaje. Sí es un poco ridículo remontarse al Antiguo Egipto versión Hollywood-caricatura, y también es un poco excesivo pretender (de nuevo) que estamos haciéndole frente al apocalipsis. Por otro lado, el joven y optimista profesor X (James McAvoy) y el joven Magneto con problemas de identidad (Michael Fassbender) mueven la historia que conocimos en las caricaturas y en los cómics, y es bueno recordarnos de las distintas versiones de estas historias…. o, bueno, es bueno para mí porque disfruto ver a esos actores y me divierte recordar que si en los cómics Cíclope le da baje a la Jean Grey, y que ¿en qué momento aparece Rogue? “Rogue te mata, con un beso…” Y no, no entiendo por qué insisten en sacar a Wolverine, que ha estado allí para siempre y tiene mil años. Sobre todo comparándola con otros esfuerzos modernos como Jurassic World, esta nueva serie de X-Men, que empieza con X-Men: First Class, es muy buena.
Del director mexicano de Después de Lucía, Chronic (2015) con Tim Roth te impacta desde la primera escena, por el estilo fotográfico y lo explícito. Me acuerdan muchas de estas secuencias a lo que he visto en algunas películas de Martin Scorsese: las escenas no son sugerentes, sino largas y te lo muestran todo. Eso, un ritmo pausado, te va contando la historia de un tipo con sus idiosincrasias raras, que cuida de personas con enfermedades terminales. La magnitud de su situación, de por qué es así, es revelado poco a poco. Entendés al final por qué es así, y si hay cambio o no queda a tu juicio cuando ves el final.
Componentes de El Exorcista (1973) están en tantas películas de terror, que yo más o menos ya la había visto. Verla por primera vez en el cine, como uno de los Clásicos de Cinemark, me parecía la mejor opción para el 14 de febrero. Mi impresión, al final del horror y el terror, es que qué buena historia.
Fuimos un miércoles a la función de las 9 y algo un miércoles, porque una película tan rara como la reinterpretación shakespeariana de Macbeth (2015) con Michael Fassbender no es algo que dura en la cartelera. No es algo como Capitain American: Civil War, películas que por alguna razón se multiplican como gremlins y se exhiben en 5 salas por 5 semanas. Volviendo a Macbeth: no sé cómo describirla, excepto mencionando que juegan juntos una cinematografía épica, diálogos de la obra original de Shakespeare (que uno entiende gracias a la magia del subtitulaje) y un drama histórico que nos dejó diciendo –en medio de la sala de cine que ya se va aclarando porque te encienden las luces como quien dice “andate”– “osea que nunca acaba.”


El primer mutante

Patricia Trigueros

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: