Cosas en el CCESV

"La gráfica de Toño Salazar" es una muestra de las historietas del argentino Toño Salazar, publicadas en La Prensa de Buenos Aires en los años. Son adaptaciones e ilustraciones de cuento clásicos que revelan estilo único y contenido humorístico; un gran trabajo de literatura infantil, esa sutil rama de la literatura que
texto curatorio en la sala multiusos del CCESV
 conlleva significados para adultos sin dejar de apelarle a los niños utilizando recursos visuales como la ilustración que viene a complementar. Menciono esta exposición porque está abierta al público desde ayer en el Centro Cultural de España de San Salvador y  porque la estuve viendo hoy, cuando llegué al conversatorio “Diálogos entre literatura y ciencia: explorando las clavessobre la expresión de la violencia en el arte”. 

El conversatorio comenzó  a eso de las 5:30 pm y se prolongó hasta casi las 8 PM – o por lo menos a esa hora nos fuimos. Comenzó Claudia Herodier con reflexiones sobre la violencia -- ¿qué es? ¿cómo se manifiesta? – y citó a Erich Fromm, pero no me acuerdo de mucho más. Me acuerdo más, a ser honesta, de las ideas que expuso Rafael Lara-Martínez. Como introducción, mencionó la influencia latente que tenemos de Maximiliano Hernández Martínez, el “padre muerto”, una idea que viene del Manifiesto del Partido Comunista de Karl Marx. Marx menciona la influencia de un espectro, de este “padre muerto”, algo tomando de Hamlet, de Shakespear, en dónde es personaje Hamlet es abordado y sorprendido por un espectro que representa su padre con costumbres anteriores a las de su tiempo – porque, según el Dr. Lara-Martínez “Marx era Shakesperiano antes de ser marxista”.  Así nos empezó a hablar de cómo los intelectuales de la época de Martínez defendían la violencia y la matanza. La divergencia entre las líneas de pensamiento de personajes tales como Claudia Lars y Salarrué y los movimientos sociales-indígenas fue tal que nunca se denunció la especie de fascismo nacionalista que Maximiliano ejercía o quería instaurar. En vez, nos muestra el Dr. Lara Martínez con documentos primarios como la revista Cypactly y boletines de la Biblioteca Nacional, éstos defendían ideas cristianas-pacifistas que dejan lugar a la opresión social. Por eso es que parece que padecemos del “síndrome de Vichy”, nos explicaba Rafael: durante la ocupación Alemana en Francia, se apoyaban las políticas antisemitas del régimen Nazi, la deportación de minorías y se ponía en práctica la ideología en cuestión. Después de la Segunda Guerra Mundial, la población francesa adopta la siguiente postura: “nosotros los franceses no colaboramos”, se ignora la época de la colaboración con Alemania y se valoran los movimientos de la Resistencia – tanto que Jean Moulin se convierte en el mártir en honor a Francia, como símbolo representativo de la guerra. En 1997, Jacques Chirac asume la responsabilidad de la colaboración en Vichy, tras una reevaluación de la memoria histórica del país. Se trata quizás de eso, de reconsiderar la memoria.

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

1 comentario: