"Happy birthday, Marilyn" Watchlist

Belleza contemporánea
El universo de la televisión (“the idiot box”, como le decía Spero Anargyros, último esposo de mi abuela) puede ser un espacio oscuro y perturbante en el que se cruzan referencias, doblajes, géneros y, peor aún, películas B. Peor son los reportajes amarillistas sobre el chupacabras en los 90’s y los documentales sobre OVNIS y encuentros cercanos del tercer tipo, sí, O.K., pero no cabe duda de que las películas B pueden ser lastimar el alma con su fotografía pobre y luz pálida, las malas actuaciones, las tramas que pueden variar desde un tornado con tiburones hasta un poner de moda los embarazos adolescentes, y el sabor a fracaso cinematográfico. Y a mí me atrapaba, todo lo anterior: en un descuido de ver unos 5 minutos… yo ya estaba que quería ver qué pasaba después.

En una de esas horas de TV addiction, me eché una B movie sobre la vida de la Marylin Monroe en el canal Hallmark, fuente de cosas extrañas llenas de estrógeno que a veces pasaba cosas buenísimas como Mermaids (1990). Aprendí sobre los trastornos de la vida de Norma Jean no-sé-qué, el verdadero nombre de la actriz conocida por su belleza y sex appeal, el ícono pop que retrató después Warhol. Eso: su personalidad se volvió icónica, un referente, como lo podemos ver en esta frase de la segunda temporada de Mad Men: "all women are a Jackie or a Marilyn". Y no sólo era una cara bonita, digo yo. Aprendí al respecto, claro, a medida fui viendo mejores películas que esa bio flick de bajo presupuesto.
  • The 7 year itch (1955) Esta fue de las cosas buenas que me trajo mi TV Addiction de la década de los noventas: una comedia muy linda sobre la tentación y algo de ingenuidad. Es esa ingenuidad que hace que tengamos en frente una atracción o conexión y aún así pensemos que siempre será igual de inocente que cómo empezó. Claro, es en esta movie en la que vemos a Marilyn evitar que se le levante el vestido blanco, una noche acalorada de Nueva York. 
  • Some like it hot (1959) No solo está en el Top of mind cuando hablamos de travestirse en el cine, sino que deja la huella de una de las mejor canciones en el cine "I'm thru with love". Sin esto, no existiera Everyone Says I love you de Woody Allen, y ¿qué habríamos, entonces, cantado Carmen y yo al lado de la Seine en París?
I'm through with love, I'll never fall again / Said adieu to love,
I'll never call again...
  • All about Eve (1950) La descargué y la vi en español de España, tal como aparece al principio de Todo sobre mi madre (1999): Eva al desnudo. Es que, creo, lo que pasa con las pelis así de buenas, con personajes desgarradores y drama inteligente: son buenas aunque no estén en su idioma original. Allí aparece Marilyn brevemente. "¿Será ella?", pensé. Y lo era, cuando era desconocida, en un rol insignificante, filmando escenas que le costó filmar por estos mismos trastornos que la perseguían, y suficiente presencia como para que todos afirmen que qué guapa esa mujer.
  • Wayne's World (1992) Fue de mis VHS que más vi, que aún amo, cuyo guión puedo citar y personajes imitar. Es chistosa, astuta, original, auténtica: no pretende ser algo más que un largometraje de pedazos de comedia, basado en personajes un poco absurdo; que por largo incluye la libertad de integrar a Alice Cooper, hacer parodia de Laverne & Shirley, etc. Una escena que disfrutaba muchísimo es ver a Wayne imitando a la Marilyn Monroe, cantándole Feliz cumpleaños a Kennedy. (Ah, por cierto, ¡feliz cumpleaños, Marilyn). 

  • My week with Marilyn (2011) Un ensayo reciente que cuenta la historia puntual de uno de los muchos amoríos, es una película entretenida y emotiva, pues vemos la sensibilidad de la actriz que, combinada con su atractivo, enamoraba.
  • Los abrazos rotos (2009) Suena mejor en francés, ¿no? Les étreintes brisés. No, no se trata, ni sale, Marilyn Monroe pero sí, en algún nivel, se trata de la fuerza de atracción de la belleza física, esta mezcla de elementos tan agradables a la vista que establece parámetros. Belleza que te hipnotiza, no belleza de la que más me gusta que sería la belleza paradójica a lo Las Flores del Mal. En la relación del cineasta intelectual y el personaje de Penélope Cruz, quien usa la peluca de pelo-blanco-corte-Monroe, lleva el eco de la historia entre el autor Henry Miller y Marilyn. 

Así que, eso: Marilyn es más que las películas en las que actuó. Está regada en muchas más, y en las relaciones que tuvo, en la época de Mad Men en la que aparecían esos estereotipos sobre el o los roles de una mujer. Y, para terminar, recomiendo también fijarse en Moulin Rouge! de Baz Luhrmann: Satine interpreta muy bien Diamonds are a girl's best friend, legado de Marilyn que arranca esta película que o de odiar o de amar, sin intermedios. Y, pues, si no tenés tiempo de ver una peli, siempre estará el video "Material World" de Madonna, una de las que más me gustaba cantar en mi infancia. (Ajá, por que así aprendí inglés a los 4 años: cantando todo el CD The Immaculate Collection de Madonna. Hay testigos, pero, esa es otra historia)

PS. Pregunta existencial: ¿Qué habrá sido Madonna todos estos años sin la influencia de Marilyn?


post signature

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: