Como como señorita, tomo como caballero


Así es, amigos. Como como señorita pero tomo como caballero. Es divertido. Como como señorita porque como en cantidades razonables que me permiten seguir disfrutando la comida, y el hambre se me va rápido si practico mi hobby de comer entre comidas, y ni peso mucho ni mido mucho como para necesitar abastecerme de muchos alimentos. Claro, hay días en donde despliego mi talento, mi buen diente. A veces es rico almorzar dos veces, tras haber desayunado tarde. A esas veces generalmente se les llama "fin de semana". Pero, con el alcohol, es más o menos al revés la cosa: así como hay veces que como mucho, hay veces que tomo poco... pero por lo general tomo mucho. Y al día siguiente, devastada por n cantidad de alcohol y mezclas creativas, estoy hecha pedazos. Es tan sencillo como eso: no debería de comer como señorita si voy a tomar como caballero. Aunque quizás ya me estoy haciendo inmune.

Era domingo y estábamos en la esquina de fumadores en la terraza del Hotel/Restaurante/whatever Roca Sunzal, Playa El Tunco Me preguntaron que cómo amanecí, que si estaba destruida o de goma, o bien. "Pues, osea. Allí voy" dije yo; a lo que me respondieron "Es que creo que a la Paty ya no le da goma. Paty, yo no sé cómo aguantás."

Y yo tampoco lo sé. Sólo sé que me acuerda a cuando, en mi primer primer año de la Universidad, descarté todas las enfermedades que me había autodiagnosticado productos de mi hipocondría porque me dije que así, con la energía que yo tenía de hacer todo lo que hacía y ser la última siempre, pues no podría estar como enferma-enferma, así como de-verdad-enferma, ¿o sí? Y esto se trata más bien acerca de ese sábado en El Tunco. 

Bueno la verdad es que mi sábado empezó cocinando a las 9h30 de la mañana, un brunch que se transformó en una reunión de trabajo que duró de la 1:00 hasta 2:30. A las 3 estaba en la casa de mi hermano, recorriendo su casa nueva y reconociendo aquel póster de El Padrino y su parte de lo que era nuestra colección de DVD's (llámese "El Consejo de DVD'S" los miembros elegidos de la familia quienes aportaban opciones de calidad a la colección de películas)... Después pasé a estar sentada y me tomé dos Paulaner, rubias, heladas. Felicidades, hermano, y qué bueno que sólo somos dos tomando cerveza el sábado por la tarde. Más Paulaner para nosotros. Más cerveza para mí. (Nótese como no almorcé, sino que tomé).

A todo esto, desde las 3:30 había mara en The Carrot Concept. Fue Weeekend's Afternoon Party, lo cual se traduce a: fiesta de lanzamiento de la primera colección de camisetas de la marca Weekend. Son diseños coloridos, camisetas cómodas, atractivas, ingeniosas (como la que me compré yo de la calavera que está tomando en un after)... En el jardín divino-hermoso de The Carrot Concept, había gente desperdigada, cervezas, música de The House Project, banderines, patinetas, y una como actividad de hacer tu propia camiseta. Ojalá hagan otra, que yo sólo llegué un ratito, me tomé una Suprema, y me fui. Era sábado, había que ir al Tunco.

La primera parada oficial fue Tunco Veloz Pizzeria. Dos porciones de La Tunca, degustación de vino tinto que una señorita nos llegó a ofrecer, un grupo diverso, caras conocidas, un Screwdriver (porque hay veces en las que vodka con jugo de naranja hace sentido) y una Suprema. Pasamos después a La Guitarra, a bautizar las pláticas y las cervezas por venir con Jägerbomb. Yo recuerdo mi primer primerísimo jägerbomb, en el 2008, y su ahora familiar efecto. Y estaba tocando Brujo, jazz fusión, jazz rico, jazz bailable, jazz que seduce, jazz de aquí. "Va a estar Brujo, el mejor grupo de jazz de aquí, tocan bien chivo, y el chero del teclado es buenísimo" Sí, Bernardo, I know them, I like them; por supuesto que me apunto a La Guitarra. Ah, y le pregunté que qué pensaba al respecto de dejar de salir los sábados por la noche, como víctima del síndrome Late Twenties: "¿Cómo dejar de salir los sábados por la noche, si hay esto los sábados por la noche?" respondió, señalando a Brujo iluminado por las lucecitas de colores.

Y allí estuve. De lejos, estoy segura, parecía que estábamos hablando y hablando. De cerca, estoy segura, parecía más bien que sólo estábamos emborrachándonos con Suprema. Y estos son los versos borrachos:

no hay tiempo
no hay dinero no hay destino
no hay rumbo
no hay responsabilidad
no hay euro 
no hay colón
no hay trabajo
no hay sonido
pero hay música en el silencio

***

"Hey, mara, ¡aquí dice beer! ¡Aquí está abierto y dice beer!"...No sé adonde íbamos. ¿Habremos estado caminando a la playa? No sé, pero nos quedamos en este lugar sobre el pasaje hacia la playa cuyo rótulo nos indicaba que mientras otros cerraban y los policías empezaban a fruncir más el ceño, este lugar tenía lo que queríamos. Resultó ser La Guarida, que me habían recomendado, un espacio pequeño, bien hecho, con ambiente y música y personas y conversación. Sobre todo conversación: habían tantas pasando al mismo momento. De 2:00 hasta las 3:30 de la madrugada, aproximadamente. Gorillaz empezó a sonar al fondo, combinando con el montón de pláticas que estaban sucediendo al mismo tiempo, todas en voz alta, frente a la barra, entre amigos nuevos y viejos. Si las pudiera juntar todas, el resultado fuera algo así: hay que viajar, hay que ir a Guatemala, a recorrer toda Guatemala en un espacio ridículo en el que no caben los trips a la playa, a Atitlán, a las cataratas, a Tikal; hay ganas de pupusas, de ir por pupusas con un italiano que habla como brasileño; otra Suprema y una botella de agua, porfa; Sí, nosotros hablamos aquella vez en The Lab, soy yo, "la prima de Massimo"... Liam Neeson es el mejor actor de cine de acción que existe, no sabemos cómo lo logra pero sigue envejeciendo y sigue siendo el protagonista de todo esfuerzo cinematográfico de acción y/o suspenso, y yo quiero hablar de Star Wars pero se habla de otras; mi hermana y yo nos peleábamos, ella me cuidaba, como la vez que llegué borracha y le dije que era un ángel por cuidarme... Las Trigueros, ahora todo el bar sabe quiénes son las Trigueros, y por allá estamos hablando de viajar, de nuevo...

La T-shirt de Weekend, la t-shirt del after.
post signature

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: