Las desventajas de mi talla de brassiere

El 8 de mayo es el día de la mujer y hoy es el día de no usar brassiere

A veces me doy el lujo, el privilegio, de no usar brassiere.

Los brassieres (bras, sostenes, como quieran llamarles), para los que no saben, varían en tamaño y forma, unos con push-up otros sin nada, unos sin alambres y otros más María Antonieta; unos deportivos, otros exóticos... Y lo que tienen en común es que funcionan como un enemigo que te sofoca, jode la espalda, aprieta las costillas, dejando marcas. Sí, una cárcel para boobs. Nos quiere hacer creer que somos amigos, por eso del soporte y qué-sé-yo, pero en realidad sólo fomenta una relación masoquista de incomodidad, y así no funcionan las amistades verdaderas. Claro, esto viniendo de mí, alguien que no se puede dar el lujo de andar sin brassiere, así como libre como cuando no tenía senos pero sí brackets; pues por mi talla de brassiere no es recomendable dejar todo tan a la deriva, tan libre. (A menos que creas necesario no dejar nada a la imaginación, levantar preguntas como Where are you going wizout* a bra? *del inglés "without") Esto es porque se nos ha inculcado que los brassieres son amigos anti-gravedad y no-sé-qué-más, a pesar de lo que digan los frances que andan diciendo que los brassieres son una necesidad falsa. (Quizás los franceses que andan diciendo eso viven debajo del sello de población femenina talla 34C y más, no sé.)

Hoy es National No Bra Day (entiéndase por National y por la absurdidad de la festividad que se trata de un invento gringo) y, así como decía mi tweet esta mañana, eso de quitémonos los brassieres y quemémolos, celebremos, es mentira. No me puedo dar el lujo de andar sin brassiere todo el día (desayuno en el hotel con la mara del trabajo, oficina) porque no. Y eso sólo es una de las muchas desventajas de tener boobs.  
  • No podés hacer yoga ni gimnasia tranquila, porque las poses boca-abajo duelen. Duelen bastante. Yo no hago ni gimnasia, ni yoga, pero sé lo que es. Lo recuerdo de todas y cada una de mis clases de gimnasia/yoga.
  • No podés ver una película de lado, o leer así como que en una posición extraña porque tenés que acomodarte los componentes de tu pecho, proceso extraño y tedioso. ¿Porqué no puedo tener un pecho más plano que no me de estos problemas en mis momentos de lectura/consumo audiovisual? Es casi comparable a lo incómodo que es acostarte de lado con tus lentes de ver, a ver tele o cine. Y no te los podés quitar porque sin ellos no ves. ¿Me explico? Yo sé que Fernanda me entiende. 
  • Tienen un efecto de engorde, lo cual me condiciona a verme más grande de lo que soy. I am not as fat as I look, people; y no debería de sentirme culpable de que me gusten las cosas holgadas y, además, que pereza tener que probarme varias tallas de blusas para asegurarme que no me queden muy apretadas o chiquitas por el pecho. Sí, extraño y tedioso.
  • Hacen que me preocupe por cosas que quitan el tiempo, como hacer ejercicio y los efectos de la gravedad. No solo me tengo que preocupar por la curvatura anormal de mi espalda, si no también por el bienestar de mis boobs que a su vez contribuyen de manera negativa a mi postura.
Quiero dos tallas menos (de brassiere) y la libertad de no usar uno, nunca. De sentir que nada me sujeta ni aprieta ni me jode la espalda. Pero, ¿qué voy a hacer? Nada, aparte de aprovechar los momentos en los que puedo libremente andar braless, y las técnicas y momentos privilegiados en donde sucede en público y pasan desapercibidos. 

Be young, be free, be braless.
post signature

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: