Fantoche 1.-

jueves 3 de marzo 16h05

jueves 3 de marzo 19h35

 Fantoche:
  1. marioneta, títere, (de papel)
  2. exposición que fuimos armando de a poquitos, entre todos.

Un jueves como hoy, pero de la semana pasada, se inauguró Fantoche, en Benito, nuestro cómplice perfect. Fantoche expo-remate fue pensado un poco como un fantoche que se va construyendo y moviendo según el aporte de todos. ¿Los expositores? Gabriel Granadino, Carlos Violante, Rodrigo Dada y Ulises Vaquerano. Un pedazo de ellos, de la muestra, vive aún en Benito: dejaron piezas hermosas listas para que se las lleven a la casa. (¡Vamos a Benito!) ¿Y qué más? Nada, eso: se nos ocurrió hacer una subasta, que se convirtió en una muestra, aunque sí hubo subasta (con todo y gritos y ¿quién da más? y todo). Suprema nos invitó a las cervezas y los invitados fueron el mejor aporte, dándole vida a este fantoche, al que se le subieron estos textos (uno a cada pieza):

Vive a tan solo dos cuadras de la noche, en un callejón de los sueños donde todos caben y cogen. Tus vicios lo atrapan.

(Son nuestras armas invisibles) ¡Cuidado y te atacan! Cada bosque tiene secretos, guardianes que se (nos) esconden.

Aunque sus ojos eran parcos y grises, en ellos cabía la vista más abundante y colorida de toda la ciudad.

Ella ocupaba todo el espacio que él no aprovechaba. Se fue, dejándolo lleno de vacíos por llenar y más espacio para ser.

// Quiero hablarte / Me mentiste / Lo dijiste /
¿Cuánto tiempo ha pasado? // (La heriste) / No te creo / Hola, ¿qué tal? / Qué bueno verte / Yo también // Salú

Parecían pajaritos: palabras se amontonaron, alrededor de unas copas, y volaron hasta llegar a los oídos equivocados.

El chinero se dio vuelta y la vajilla quedó hecha pedazos. ¿Dónde escondernos mientras seguimos rotos?

¡Cállense todos! Que hablen los muebles y los autos, los testigos sin voz en el mar de achaques.

Los espejos están para eso: para decirnos a nosotros lo que deberíamos decirle a los demás, (dijo).

Conocer a alguien que me acuerda a ti (al que eras, al que ya no eres) para revivirme a mí y enterrar tu recuerdo.

No me toques, no me mires. No me hables, no me juegues, no me mimes, no te acerques, no te quiero. Te quiero ver.

Justo cuando encuentro la respuesta, la pierdo.


¿Cómo reconocerlo? Por el calor que provoca. Se te calienta el pecho, empiezas a sudar y se te dilatan los sentidos.

A él le interesaba el fondo y a ella, la forma. De lo que él dice con acciones, ella espera palabras. Sus diferencias son el abono del jardín que cultivan.

Su mensaje lo comprobó: le gusté, no me lo imaginé. ¿Cómo hago ahora? Si mi corazón no es tan bonito como parece.

La soledad es una herramienta para afilar el olfato: el olor a terceros se vuelve más fuerte cuando uno pierde la costumbre de respirar cuerpos durmientes.

El problema no eran las evaluaciones repetidas y cumulables: era que estaba buscando que lo evaluaran del mismo modo que él se evalúa, negándose a menos.

Sigue recto, duerme parado y respira ojeras. Camina, camina; no para. Solos los calambres del cerebro lo detienen.

busco sujetarte amarrada a las cosas tan simples que nos atan

te olvido a besos para recordar el rencor

cuando estemos viejos, y lo dejemos pasar todo, amaremos como jóvenes

Aumentan los años y baja el número de personas que acceden a mis secretos.

Baja la guarda, me dijo. Le dije que no era que me protejo: es que tengo filtro.


El cielo azul marino se extendía y envolvió a los amantes, frente al agua que hunde recuerdos, en una promesa eterna de momentos finitos.

Nunca fue tan eficiente y comprometido con algo como cuando recibió estas últimas cachetadas emocionales.

Una sonrisa bien puesta y un aire indomable, es una mujer nunca terminarás de conocer y jamás olvidarás.

Dos vidas vivirán juntas, pero solo una será eterna: la escondida. Cuando la cohabitación muera, las voces aquellas dirán “dicen que ERA.”

Se le ocurrió un día abrir los ojos más que de costumbre y fue absorbida por lo que siempre está, pero nunca se ve.


La muerte vive si nosotros la dejamos.






expo abierta hasta el 2 de abril

Patricia Trigueros

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: