¿Qué tienen que ver el mural de Antonio Bonilla y Shortbus?

Lo único que tienen que ver Shortbus y el mural de Antonio Bonilla (en la Feria/CIFCO, San Salvador) es que ambos me acompañaron este finde.

El sábado en la madrugada, vestida de gala en compañía de mis primos (que entre sí no son primos), aprecié por primera vez este trabajo de Bonilla que fue develado en marzo de este año con motivo del Bicentenario de Independencia (o algo por el estilo). Cada uno de nosotros compartió sus impresiones ante aquella obra de 12 metros de largo y 15 de ancho, anonadados por los colores y el distinguido estilo simbolista y expresionismo del pintor. A través de una yuxtaposición de símbolos, el mural es una composición compleja que evoca cuestiones de raza, violencia, herencia católica, cultura de sacrificio y castigo, que no dejaron de acompañar al proceso de pacificación pos-guerra civil. Las interpretaciones de cada uno de nosotros alimentaban nuestras reflexiones... haciéndonos llegar a la conclusión que debíamos de escribir un ensayo individual que compararemos la próxima vez que estemos de fiesta.

Después vino la noche del domingo y por consenso un grupo de amigos y yo vimos/volvimos a ver Shortbus (2006) de John Cameron Mitchell (director de Hedwig and the angry inch y Rabbit Hole. Los que no la habían visto antes mencionaban desde el principio que estaba súper interesante... y todos, creo, disfrutamos la peli. Siempre advierto que es sexualmente explícita, más de lo que se acostumbra ver fuera del género érotico... ya que la intención era contar historias sobre sexualidad y no sobre sexo, sin censura... y  el resultado es una peli bastante humana: no es una comedia, pero te da risa; no es una tragedia, pero te pueden dar ganas de llorar. Creo que se atribuye bastante a los personajes que salen, que el equipo de producción tardó 3 años en desarrollar, al paisaje de Nueva York (una ciudad cara que reúne a todo tipo de gente, con todo tipo de vida)...


Alguna vez se me ocurrió escribir sobre Shortbus para La V magazine, en una edición sobre la belleza... porque hay belleza en la diversidad, en la libre expresión, en las dinámicas individuales de la sexualidad... Así como hay belleza en las referencias históricas y culturales del mural de Antonio Bonilla. Finalmente, si tienen algo en común.


Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: