Verdades sobre el alcohol

Tal como lo planteaba en mi primer post de la serie "Verdades", "Verdades sobre el maquillaje", hay verdades que pueden ser verdad para uno, a medida sean conclusiones propias que uno da por sentado. Estas son algunas, pero no todas, de las verdades sobre el alcohol.

  1. El alcohol no sabe bien. De repente sí un amaretto o un Bailey's o incluso un Cointreau, un licor de Cassis (esencial para hacer Red Octobers) pueden tener aroma y saber atractivo, pero el güaro como el ron, el whisky, vodka, y la cerveza no saben bien, ni el vino. No es rico, no es por eso que se bebe. Sabe a etanol más que a una bebida sabrosa. ¿Que si es un gusto adquirido? Sí, y es por eso que ahorita los escucho decir "No, pero sí es rico; a mí me gusta..." A mí también me gusta.
  2. No es buena idea reemplazar la cena por un par de tragos. Yo he cenado cervezas, y no me ha ido mal; me la he pasado muy bien. El hambre desaparece mágicamente, el cuerpo se afloja y todo es maravilloso. Y las veces que he cenado cervezas que se convierten en tragos y en una noche larga, mi cuerpo se muere y hay que resucitarlo al día siguiente. He pasado con ganas de ir al hospital y que me metan suero, todo porque no es buena idea tomar con el estómago vacío. 
  3. El alcohol engorda. Pregúntenle a Sara Rue que rebajó 50lbs principalmente por dejar de tomar (o como decimos los salvadoreños, "chupar" en el sentido estricto de beber en exceso). El estómago es el primer órgano que procesa el alcohol y cuando uno ingiere el alcohol, el estómago deja de procesar alimentos, para poder agilizar el proceso por el cual pasa a la sangre y luego al hígado. Lo que estoy tratando de decir es que no son las calorías sino la forma en la cual se paraliza el proceso por el cual uno quema e elimina grasas. Conclusión: sí, el vino engorda menos que la cerveza, y si uno toma vodka y whisky con agua uno engorda menos, también; pero siempre engorda. Recomendación: ir al gimnasio regularmente para mantener hábitos de consumo de alcohol. Parece que esta publicación de Men's Health tiene la respuesta también.
  4. Mi (ex)siquiatra una vez me recomendó que tomara vino en vez de cerveza. Comparaba a las dos substancias porque las distinguía de los licores fuertes (güaro). Igual, no me queda claro si me lo decía porque a) él era conservador y le parece mejor que una mujer tome vino b) que me de más goma y me emborrache más rápido, porque el vino es más fuerte que la cerveza o si c) me lo aconsejó para acondicionarme a tomar menos, ya que (quizás según él) uno, en una sentada, se toma menos copas de vino que de cervezas.
  5. No es normal borrar tape. Borrar tape es sinónimo de black out, tener lagunas en las que no te acordás de nada. Algunos creen que es un síntoma asociado al alcoholismo, mientras que yo creo que a) a veces puede ser bien chistoso lo que te cuentan que no te acordás y b) es ligado a una cantidad excesiva de alcohol y c) aparentemente no es sano tomar tanto que no te acordés. Es posible tomar bastante y no borrar tape, sería una conducta más normal. 

Dejémoslo hasta aquí, y feliz día.


post signature

Patricia Trigueros

105 lbs, Sagitario, 1m56. Paty Stuff son las cosas que llenan mi agenda, las reseñas y anécdotas que lo recuentan. Hablo español, inglés, francés y spanglish. Me exilié en Francia por cuatro años y al regresar caí en copy publicitario, entre otras cosas. Redacto, escribo, traduzco, me río, tomo mucho café, soy una fumadora de medio tiempo y como como señorita pero tomo caballero.

0 comments: